"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

25/11/06

Con el corazón en un puño y un basuca imaginario en la otra, saldría a liquidar ese que dice llamarse psiquiatra y que ha escuchado sin rastro de interés cosas intimas de mi historia.
Impotente miro como le resbala mi llamada de auxilio, que mi pasado avala y una carta de mi psicóloga confirma.
En manos de incompetentes de su profesión una se siente desamparada y se traga la angustia aunque el físico este en total desacuerdo.
Yo soy fuerte, unos pequeños ataques de ansiedad bien justificados por los tiempos que vivo nada me harán pero me pregunto ¿y si yo fuera débil? ¿Estaría enterita para contarlo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.