"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

2/12/06



Me siento aburrida, ni hijo, ni Internet… un resfriado que me derriba y muchas ganas de escribir sin saber sobre que. Miedo me da seguir desnudándome frente a ojos que empiezan a conocerme, en un principio la idea era no mostrar, pero a veces el deseo de compartir es demasiado arrogante y he perdido mi proyecto de intimidad… por aquí pasa gente que sin conocerme ve como desvelo mi cara, mi alma y mis mas íntimos secretos. Defectos, deseos, errores, parte que por lo general uno disfraza con aires de chica buena, ama de casa normalita, sin rastros de cualquier tentación que salga de lo habitual. Y aunque todos sabemos que la gran mayoría encierra en sus mentes grandes deseos de libertad, no pensar es su solución y toda fantasía queda inevitablemente atrofiada antes de nacer. No es lo que quiero! No es fácil la decisión aunque para mi, esconderme a estas alturas seria como matar mis últimos logros…Ser yo, aceptarme sin temor al que dirán… ambiciosa tarea cuando la inseguridad ha sido mi fiel compañera. Necesidad de gustar y no medir consecuencias. Ser lo que yo supongo que el otro desea, tropezando sin tomar conciencia, una y otra vez en el mismo error. Anular mi yo en pos de un falso amor. Y digo falso porque no puedo obviar que aman a la que actúa y no a la que soy…
Después de dicho lo dicho quiero ser consecuente, he escrito y borrado cuatro veces antes de empezar este monologo… el tema rondaba mi cabeza y la vergüenza de la chica buena lo trato de callar…

Me acuesto en mi cama, el silencio me invade y la soledad libera mis fantasías… pienso en manos suaves, tibias, y sin rostro ni sexo, no me pierdo en descubrir de quien podrían ser… solo siento como se deslizan por mi cuerpo y tiemblo… mis manos siguen su recorrido, haciendo real esa sensación que pronto me invade, me acuna y me rescata. El vació molesta pero el insitito es mas fuerte… luego Morfeo, me coge en sus brazos… e indulta mis posibles prejuicios. Mañana será otro día, y yo, la chica buena estaré de mejor humor pero nadie sabrá porque.

1 comentario:

  1. En verdad, eso que te ocurre es muy frecuente en ciertas personas. Solo quiero decirte que no te aburras de ti y sigue disfrutando de esas manos que te acarician.

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.