"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

11/6/07

Son casi las cuatro y mientras frente a mi, una inglesa que resulto ser catalana, revolea su trasero con su faldita estilo años sesenta, pienso en mis desgracias recorriendo irónicamente el “Paseo de Gracia”. Y un dios sin nombre, me reta mostrándome lo injusta que soy al llamar lo mío miseria. Miseria es eso me dice mientras atino solamente a abrir mi monedero, retroceder y dar dos insignificantes euros después de haber gastado cincuenta en una puta hamburguesa y una noche de lujuria robada de forma anónima… es tiempo de desconsuelo… y el me apunta con su grandeza y me dice: miseria! miseria es eso…. Tres de la mañana, tres adolescente y un bebe acurrucados en un banco frente a un “Mango” iluminado… eso es miseria! Miseria acentuada por el contraste de este mundo sin piedad… de un capitalismo que devora. Cruel realidad que los que pasan parecen no ver.
Si, lo mío es molesto, incomodo, pesado… un ex que me llama a las dos de la mañana para asegurarse que ya estoy en casa, un proyecto de amante sin amor que expone con sutilidad, una queja por mi ausencia vía sms, un amor que no llego a ser y que mantiene mi corazon descuartizado, un dinero que no alcanza y sin embargo gasto en banalidades, un hijo que pesa por la falta de ayuda pero es un sol, un trabajo de mierda que hace que olvide que por lo menos lo tengo, etc., etc., etc.… y no me queda otra que sentirme idiota al descubrir que tener lo básico ya es tener muchísimo y que mis banales quejas son un insulto a la imagen que no olvido.
Esta, como casi todas mis noches en las cuales Lirio toma el mando, resulta ser un desastre pero hoy dormiré aliviada… he reconocido que vivo, por suerte, muy pero muy lejos de lo que realmente es miserable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.