"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

31/7/07


“Siempre es bueno escuchar las dos campanas.
La verdad suele ser
subjetiva”





El 18 de junio del 2006 deje lo que fue mi vida durante nueve años. Bajo el brazo un sofá cama, mi ordenador, trescientos euros y mi pequeño diablito…
Fue una bofetada lo que me dio la fuerza, la segunda en diez años… no justifico lo que ha hecho pero lo entiendo, la impotencia es voraz. De la primera no hablare, solo diré que ese día dejo de beber y yo jure que la siguiente no tendría perdón. Pues esta llego un domingo soleado, ante un falso asombro de mi parte y la necesidad de no creer... el mundo, el que habíamos creado, se vino abajo. Esa noche dormí en el sofá… fue la ultima!

Hacia casi dos años que había vuelto a beber, y yo poco a poco empecé a ocupar mi tiempo para dejar morir esas malditas horas que se hacían rogar… todo era eterno.
Había bajado los brazos en noche vieja, cuando sentí que no valía la pena hipotecar mi vida a cambio de una falsa estabilidad. Las excusas se fueron haciendo agua, sabía que no habría cambios, era conciente de que mi hijo sufría las consecuencias y me sentí cansada… primero fue mi libido la que nos dejo, luego mi paciencia. El amor fue el que mas tiempo ha resistido, a la espera de un milagro… seguía con la esperanza de que las cosas podían cambiar… fui sola a alcohólicos anónimos, a una terapia de pareja, a un sexólogo… lo he intentado todo! Siempre a ultima hora el se negaba a acompañarme.
Nos habíamos trasformado en dos extraños tratando de compartir lo poco que quedaba y la realidad era caótica, ya no nos quedaba nada.
Este tiempo fue duro, aceptar, después de varias charlas con la asistente social y la terapeuta que sufrí maltrato psicológico todos estos años no es nada fácil. Era difícil entender que el hombre que me lo había dado todo tenía dos caras.

…y talvez aquí y ahora, solo busco mi propio perdón, no resulta fácil escuchar todos los días que lo he abandonado…



La escuche una y mil veces...

3 comentarios:

  1. Cuanto sufrimiento haz pasado, pero como digo ya pasó, tienes que tratar de olvidar. ¿Qué ganas con mirar hacia atrás? Solo más sufrimiento, tu decisión me parece muy acertada. ¿Qué mas podías hacer?
    Otro besito de buenas noches...

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches, un poco tarde pero tan bien valen.
    Hacia delante, mira siempre hacia delante.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Esta tarde entre a verte y vi que mientras escribias nos habías dejado música, creeme que pensé algo muy duro necesita contarnos,,,eres muy valiente muchisimo, y tu lugar ahora es justo el que te corresponde, sin sufrimiento y empezando "otra vida" imagino que una tarea dura pero mujeres como tú son un ejemplo para saber que no es una cadena que no se puede partir...siempre hay salidas aunque sea por las puertas traseras...
    Un beso muy grande, no tengo que decirlo...para lo que quieras¡
    Susana

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.