"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

22/1/08

Ap 7 km 246

Raro lugar para escribir… frente a mi tres inmensos carteles dicen en todos los idiomas posibles: ”Atención, esta área esta concebida para paradas de pocos minutos” … una vez mas mi sentir hace caso omiso a las palabras… por fin lloro.
He borrado el vínculo a tu blog, tu teléfono, tus correos, te he eliminado del MSN pero aun con tu tarjeta en mil pedacitos sobre mi mesa para no olvidar que te debo olvidar me es imposible y doy mil vueltas para llegar a tu espacio.
… al leerte tengo la sensación de que la “culpa vuelve a ser mía”, lo que soy y lo que reflejo parecen estar en total contradicción y lo tendré en cuenta para no volver a tropezar con la misma piedra que estas sobran y no hace falta repetir jejeje
No te reprocho nada…. Pero como entenderte si palabra y acción tomaron distintos caminos desde el principio? Tus palabras fueron claras, de hecho gracias a la razón he sido yo la que te dijo que ya no podía darte lo que buscas…
Te recomiendo que para la próxima seas consecuente desde el principio… nada de cena romántica, hotel bonito, horas y horas de charlas, mensajes y sobre todos nada de comida informal con los hijos que tu y yo sabemos que son sagrados. Eso por mas freno que pongan las palabras son actos que confunden al corazón. Como te dije una vez, las que buscan solo sexo salen corriendo y las que se quedan es por que lo inevitable comenzó su curso.
Desde mi alma te deseo feliz y si este es el camino... ¡Adelante!

3 comentarios:

  1. vaya, acabo de llegar y me encuentro con este mail "duro"... siento que sea así... te deseo suerte y que todo cicatrice pronto

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la visita... llegaste en mal momento pero mi vida esta llena de cositas así que por favor, vuelve!!!
    Un beso desde mi alma.

    ResponderEliminar
  3. Digamos que estamos a mano.
    Los dos hemos sido auténticos y ambos nos dejamos deslumbrar por lo que deseábamos viendo en el otro solo el reflejo de nuestra necesidad.
    Puede que las consecuencias en mi caso tarden en disolverse pero que coño!!! Valió la pena!!!! Si señor… me he sentido “princesa” y eso me ha hecho muy feliz. ¿Qué más puedo pedir?

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.