"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

28/1/08

Como ser gilipollas y no morir en el intento

Llevo tres días de llanto ininterrumpidos, por mas bla bla bla razonable y estudiado que el (al que ya no nombrare) haga y deshaga, yo, la gilipollas de turno sabe por que siente, que es lo que nos une y que lo que al mismo tiempo casualmente nos desune. Eso debería en teoría llenarme de orgullo, he roto sus estructurados propósitos y debería sentirme feliz. El problema es que es terco como una mula y no hay quien lo haga comprender que no esta en su despacho planificando sobre el papel complejas estrategias comerciales.
En fin, por más o por menos aquí me quedo, sin el pan y sin la torta. E insisto, el fue muy claro… solo sexo y sexo
tuvo pero alguien tendría que explicarle que el corazón es anarquista y que tener libertad no es exactamente trazar un plan y seguirlo a rajatabla a cualquier precio.
Se lo dije y lo repito, puede que lo que sienta sea fruto de un espejismo pero este se ha instalado y aquí estaré (solo el tiempo dirá hasta cuando), asistiendo de lejos al combate entre la razón y su corazón.


PD. Al reloj solo le faltaban pilas.

2 comentarios:

  1. Le das una nueva oportunidad? Es eso lo qué entiendo? Ya me contarás.

    ResponderEliminar
  2. No Jordi C., la oportunidad se la tiene que dar el si entiende lo que digo y siente lo que creo.
    Yo solo dejo la puerta entreabierta por que cualquier otra actitud de mi parte seria algo asi como contradecirme.
    No puedo negar lo que siento pero le he pasado la pelota... es lo que toca!
    Besos desde mi alma.

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.