"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

19/2/08

La rana y el escorpion...

Un escorpión, que deseaba atravesar el río, le dijo a una rana:
-Llévame a tu espalda
-¡Que te lleve a mi espalda! -contestó la rana
- Ni pensarlo! ¡Te conozco!
Si te llevo a mi espalda, ¡me picarás y me matarás!
-No seas estúpida-le dijo entonces el escorpión
- No ves que si te pico te hundirás en el agua y que yo, como no sé nadar, ¿también me ahogaré? Los dos animales siguieron discutiendo hasta que la rana fue persuadida. Lo cargó sobre su resbaladiza espalda, donde él se agarró y empezaron la travesía. Llegados al medio del gran río, allí donde se crean los remolinos, de repente el escorpión picó a la rana. Ésta sintió que el veneno mortal se extendía por su cuerpo y, mientras se ahogaba, y con ella el escorpión, le gritó:
-¡Ves te lo había dicho! ¿Pero qué has hecho?
-No puedo evitarlo-contestó el escorpión antes de desaparecer en las aguas
- Es mi naturaleza.


7 comentarios:

  1. No sé si me vale esa moraleja, de ser así y asumir que como esa es la naturaleza que le toca a cada cual, ni los deportistas serían mejores, ni los trabajadores se esforzarían en nada, total para qué, si son así... es más fácil asumirse y no querer cambiar nada, total, para qué...

    ResponderEliminar
  2. Hay cosas que están en nuestra naturaleza y, si bien son maleables, nunca cambiarán en el fondo.
    Hay veces que, como el escorpión, hacemos cosas que sabemos que volverán en nuestra contra pero no podemos evitarlo, hemos nacido escorpiones y está en nuestra naturaleza.
    Evidentemente podemos cambiar, pero será yendo contra nosotros mismos.

    Saludetes

    ResponderEliminar
  3. Señorita Gasolinera… que asuma mi naturaleza no significa que no trate día a día de mejorar lo que se pueda, lo que no puedo y no quiero es esconder aquellos sentimientos que no gustan solo para que mi blog sea mas bonito. El verdadero cambio empieza de adentro para fuera y a ello no le daré tregua.
    Siento y escribo eso es todo… solo efímeros momentos que me ahogan si no los comparto.
    No se enfade conmigo que usted me conoce muy bien… soy una de cal y otra de arena.
    Besos desde mi alma.

    Hoy estoy guerrera así que le diré que tampoco estoy en total acuerdo con usted, aunque solo en la ultima frase… educarnos para ser mejores no significa perder nuestra identidad, aunque tiene razón en que hay cosas que no se pueden evitar.
    Un beso muy grande y gracias por su visita.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, vaaaaale, no quería herir sentimientos ni nada por el estilo y lo sabes, era por dar puntos de vista o empujones... conste que yo de escorpión tengo demasiado...

    ResponderEliminar
  5. Jajaja tranquila! Los empujones sirven pero cuestan de tragar...
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Buena fábula. Y, además, demasiados escorpiones en este mundo. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Si Jordi, demasiados pero algunos con ganas de mejorar lo que se puede y con lo que no, amoldándolo a las circunstancias.

    Besitos desde mi alma guapo.

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.