"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

5/4/08

interpretarse.

Parece que lo de escuchar al cuerpo ha quedado relegado… uno sigue el vertiginoso y exigente ritmo, sigue sin atender a las señales obvias y como resultado traduce. Lo que era un mal humor insoportable no es mas que la incubación de una gripe de los cojones. Me duele todo, tengo fiebre y el resultado es que si no paro todo cuesta el triple por ende mi yo sin sentido cree que no puede, se desmoraliza, se cabrea y ya esta! Bajón asegurado.
Esto me lleva a pensar que hay vértices que no cuido… mi alimentación aun deja bastante que desear, duermo pocas horas y bastante mal y tiene su lógica, aun duermo en un sofá cama de ocho centímetros de espesor… siempre hay algo mas importante que comprar y “la dichosa cama” sigue al final de la larga cola. En otro orden, pero no menos importante, me descubro buscando afectos por senderos barrancosos… ya he hablado de mi equívocamente llamado amante, alguien que a pesar de sus convicciones tampoco podría llamar amigo pues todo nuestro afecto se hace efectivo a escondidas y no por que sea algo malo… simple paranoia del que pensaran los que queremos… si al final lo que se dice sexo no hay? Por que escondernos entonces? Demasiado extenso para explicar pero ya no quiero dobles mensajes… el me halaba con palabras preciosas, soy, según el, maravillosa y merezco encontrar alguien que pueda cubrir aquello que merezco. En síntesis, no es mi amante, no es mi amigo, ocupa un espacio en mi corazón al que no pertenece y cuarta según el la llegada de quien podría ser mi príncipe de colorinches… pues visto así! Para mi la palabra amante tiene un sentido diferente, significa permanecer por amor y elección, querer sin condiciones, disfrutarse mutuamente sin tanto esquema y sobre todo no esperar ni idealizar. Justamente lo contrario a lo que el le atañe a la misma lo que me lleva a pensar que aunque insistamos en no etiquetar las situaciones, todos necesitamos palabras para ubicarlas y resulta un verdadero inconveniente los múltiples significados de las mismas…bla bla bla jajaja
(Te quiero niño! Me da igual como lo llames… pero algo ha cambiado, esa intención de encuentros ya no me compensa, te hago caso y libero espacio para lo que tenga que llegar, llegue sin obstaculos. Como dije alguna vez, ser solo fantasía cansa… )

1 comentario:

  1. "...aunque insistamos en no etiquetar las situaciones, todos necesitamos palabras para ubicarlas..."

    Me gustó leerte. Te desearé siempre lo mejor :)

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.