"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

13/4/08

No apta.

Tengo la excusa perfecta para las incoherentes lágrimas que brotan de mi alma… Gafes del oficio me digo con una sonrisa a medias. Es lo que pasa cuando una corta cebolla.
Sin duda es un buen momento para plantearme algo que se repite. Si pasa una vez le echamos la culpa al otro, si pasa dos lo acertado es dudar pero cuando lo mismo se repite incontablemente no queda otra opción que replantearse la situación.
Digamos que el detonante es el nuevo “XX” en mi historia pero no por eso haré de el, el cabeza de turco. No se ni quiero saber sus razones. Y no esta de mas aclarar que en mi haber tengo XX hombre y también mujeres... Una vez mas soy una interminable lista de buenos adjetivos pero eso si, no apta para la realidad y la verdad que jode.
Entonces paro, medito, le doy vueltas a la situación y solo resta revisar mi forma de vincularme con los demás. El problema que se me plantea es que aquí llego por la palabra o sea que no me sirve la excusa de siempre, aquí la palabra llega antes que la imagen, que la exuberancia, que mi posible sensualidad incontrolable, que el cuerpo que a veces creo poner como escudo…
La verdad es que no lo entiendo y podría decir que la cebolla me hizo llorar, estoy cocinando una riquísima pascualina pero la realidad es que lo obvio me inquieta y no encuentro la respuesta.

Si alguien la sabe… quizás algún “XX” de mi maldita lista… que me lo aclare por que yo, ¡yo ya no entiendo nada!

6 comentarios:

  1. Ya estoy en el ático. Bufff. Y que quieres que te cuente: si no se ni lo que es una Pascualina de estas. Besos y hasta pronto. Me voy a la puerta de atrás.

    ResponderEliminar
  2. Pues la pascualina mal hecha es pasta brisa, espinaca, huevo duro, cebolla y todo al horno... pero no era exactamente de lo que trataba de hablar jajaja
    Evidentemente si no me aclaro ¿como puedo transmitir lo que me pasa?
    Besos Jordi.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa, aquí llegamos antes con la palabra que con la imagen, pero eso también crea "castillos en el aire" que luego se desvanecen como tormenta de primavera...
    Hay que plantearse, cuestionarse, meditar y enfocar nuestras relaciones con los otros. Es muy cierto lo que dices de: "Si pasa una vez le echamos la culpa al otro, si pasa dos lo acertado es dudar pero cuando lo mismo se repite incontablemente no queda otra opción que replantearse la situación.". Pues eso, replantéate la situación hasta que tú misma encuentres la respuesta.
    Yo así lo hice y no me quejo de como me va.
    Cuídate mucho preciosa..
    Un beso, con todo mi apoyo.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, vaya, qué rica la pascualina!! ¿Sabes que yo también la hago y me queda súper rica?

    En fin, que ya sé que tu entrada no va de Pascualina, aunque la hayas nombrado.

    Estás en un momento de ebullición, las burbujas te pueden salir por cualquier lado, solo se trata de encontrar el camino adecuado.

    un besito

    ResponderEliminar
  5. Pero mujer... si aquí la palabra es abracadabra... ábrete sésamo... Sólo hay que decir la adecuada... la que corresponde a tus deseos... sin disfraces... Lo que sucede es que a veces sospechamos de las palabras, incluso de las nuestras... No nos fiamos de las palabras, y por eso las palabras no se fían de nosotros... Bueno, habrá que pensar sobre eso, ¿no?

    beso... pau

    ResponderEliminar
  6. Las lágrimas a veces son una dulce catarsis :)

    (Pero no estés triste, por fi'...)

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.