"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

25/6/08

Copio y pego.

Zigzagueando por este mundillo bloguero he llegado al blog de Amapola y casualmente caí en este post, el cual creo que vale la pena compartir.

Los que me leen conocen mi historia, saben que tuve valor y medios para irme ante la primer bofetada pero ¿que será de ellas que deben elegir entre su integridad física y emocional o la supervivencia de sus pequeños? Seguro que cuenta el mal psicológico de los niños pero ante la necesidad rudimentaria ¿Cómo elegir?

Me siento realmente afortunada y con una profunda necesidad de hacer algo por quien no ha tenido la misma suerte que yo. Ojala, a raíz de este post, alguien me diga como puedo aportar mi granito de arena.

Puro marketing..... difícil salida

LLegué a la casa de acogida de mujeres maltratadas con unas ideas, y salí con otras muy distintas............. Los medios de comunicación, los ayuntamientos, etc nos bombardean con información sobre como salir del maltrato, te dicen que todo irá bien, y la verdad no es fácil........... yo he visto como muchas mujeres después de dar el paso, denunciar e ir a una casa de acogida, acaban volviendo a casa con su maltratador, quizás si la que me lee es una madre lo entenderá, yo acabé entendiendo el porque se sometían de nuevo ante su maltratador................. LLegas a una casa de acogida llena de moratones, la mandíbula desencajada de los puñetazos, con lo puesto y tus dos pequeños, un bebé y otro de tres añitos, el primer día te prometen todo tipo de ayudas, pero, no es así, ves que simplemente la comida la guardan bajo llave y te dejan lo justo para comer, tu niño te pide un plátano y no puedes dárselo porque ya se paso la hora de la comida y echaron el cerrojo, te dan dos pañales para todo el día y ¿si el niño se escuece?....... si pides desodorante te dicen que es un artículo de lujo y que te pongas bicarbonato............ ante eso, sopesas si un bofetón más compensa el que tu niño coma no sólo plátanos..... yogurts, etc. los pañales del bebé, la cremita del culo, y como madre sopeso si vuelvo a un infierno en el que por lo menos mis pequeños no carecerán de lo básico, me dicen esa misma semana que en la casa no puedo permanecer más de tres meses, y se me viene el mundo encima......... ¿dónde iré con mis hijos? sin trabajo, sin hogar, con dos pequeños que mantener.................. tantas ayudas a la mujer, tantas acciones solidarias............. ¿para quién? para que mujeres, señoras de, o enchufadas ocupen puestos y cobren buenos sueldos............. PORQUE YO HE DE VOLVER A MI INFIERNO!!!!!!! Es un relato a groso modo de los muchos que por desgracia presencie.............
Un beso para aquellas mujeres que pasan por ello a día de hoy, os entiendo!

5 comentarios:

  1. Gracias compañera de blog.........por poner tu granito de arena........esperemos que todo esto cambie y los políticos se impliquen de verdad no con la boca pequeña....un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Durísimo. No puedo decir más. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Solo me pregunto si en todas las casas de acogida es así. Porque si es así, no sólo es horroroso, sino para denunciar.

    No sé, pero yo he visto mujeres entrevistadas, y no hablaban de esa forma. Yo creo que no conviene generalizar. Pero sí pedir -más bien exigir- a quienes tienen la obligación de hacerlo, que inspecionen frecuentemente esas casas; porque experiencias como ésta -si es cierta-, no ayudan para nada a las mujeres que están pensando en dejar al su maltratador.

    Recordar que muchas vuelven, sí; pero debido a la dependencia psicológica que tienen del su maltratador y a que éste generalmente promete lo que sabemos que no va a cumplir nunca: que no volverá a hacerlo.

    Besos

    Sofi

    ResponderEliminar
  4. De nada Amapola, gracias a ti por escribirlo y compartirlo.

    Jordi, es una de las caras de la moneda, desde el gobierno poco hacen y me temo que tampoco tienen muy claro como su ayuda podría ser mas efectiva. Pero tengo fe, de todo se aprende, lo único que lamento es que para ello siga habiendo victimas.

    Sofi, esta es la experiencia vivida por alguien que yo copio y pego… no era mi intención generalizar auque para muestra baste un botón y mucho de lo que cuenta lo he oído en primera persona.
    Si hablo de mi, no soy quien para opinar, mi situación era mas suave y me toco una asistenta social que parece un angelito, recibo ayuda para el comedor del peque, libros y insisten en que haga con ellos una terapia psicológica para mujeres maltratadas que por falta de tiempo nunca llego.
    Pero con las becas no se come y eso si lo puedo asegurar…a pesar de tener un techo en mas de una ocasión, sobretodo al principio he debido contar con la ayuda de mis amigos.
    Algunas vuelven por la dependencia pero imagina por un segundo no tener donde dejar tus hijos para poder trabajar y por lo tanto no poder salir de ese circulo vicioso… la decisión es durísima y aunque no la viví he tratado de ayudar a madres que si la viven día a día.
    En fin, que desde el gobierno deberían darle mas valor a una vida… no es adrede que tenemos tantas muertes.

    Besos desde mi alma para los tres y gracias por pasarse por aquí.

    ResponderEliminar
  5. Yo hablada de comentarios de mujeres que hablaban en reportajes de la tele -no en programas sensacionalista-.

    Entiendo tu posición y sé que no generalizabas. He leído mucho sobre el maltrato y las consecuencias psicológicas que padece la mujer maltratada. El sentirse culpable, inferior, el aceptar el maltrato porque piensa que lo merece. Donde vivo he visto dos casos. Después de años de aguantar palizas, las dos mujeres se fueron a vivir con sus hijos ya mayores. Pero, ¿sabes? al poco tiempo volvieron. Una porque le daba pena su marido y la otra, no tengo ni idea. Ninguna de ellas, precisaba del marido para vivir. Es más una era la que trabajaba para mantener la familia, porque su marido se lo gastaba en las tragaperras.

    Sí imagino a unos niños escuchando como su padre maltrata a su madre. O al contrario, ser una cría y sentir llorar a tu padre, no porque tu madre le pegue, sino porque le es infiel y se lo dice haciendo gala de ello.

    ¿Crees de verdad que ese ambiente para los niños es bueno? Yo pienso que no. Muchas veces parece que los niños no se dan cuenta de lo que pasa y sí se dan cuenta y sufren y lo más probable es que ese sufrimiento les afecte el resto de su vida.

    Claro que elegir entre quedarse y que mis hijos puedan comer todos los días lo que quieren, o coger la puerta a sabiendas de que lo vas a pasar mal es una decisión difícil. Muy difícil. Pero creo que además del bienestar de la madre, también está el de los hijos, y no es viviendo en la angustia y el miedo donde van a encontrar ese bienestar.

    No quería -ni quiero- entrar en polémica y si así lo has sentido, lo siento de corazón. Sé que es un tema muy difícil.

    Y claro que las ayudas sociales no son muchas. Cómo van a serlo si cada vez se recauda menos. Sí todos tienen la obsesión de bajar los impuestos -que es otro tema, pero que afecta a las ayudas sociales de forma muy importante-.

    :-) Creo que me he pasado y he escrito casi un testamento.

    No quiero que pienses que cuestiono que hayas incluido este tema, muy al contrario.

    Besos, Sofi

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.