"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

24/6/08

Un precioso regalo y algunas palabras a la deriba.

Las horas pasan como arrastrándose, ya no recordaba lo que era el tiempo sin tareas y aunque suene algo idiota, no se que hacer con el.
Extraño inmensamente a mi pequeño.


Mi querida Fabrisa me ha dejado otro enorme regalo en su blog junto a unas palabras que hoy despiertan mi conciencia. “Porque su mundo gira a más velocidad que ella y aún así, no deja que se la trague.”
Gracias por pensar en mi… Gracias por recordarme quizás sin darte cuenta, que detrás de una madre hay mucho mas y que esta en mi encontrarlo.

.................................................................................

De Buenos Aires me fui cuando mi cuerpo y mi alma dijeron basta, siempre fui adicta al trabajo, a mantener la cabeza ocupada con aquello que me llenaba de gratificaciones. Era precioso sentir el placer de una muestra bien organizada y las felicitaciones de críticos y artistas pero el precio era muy alto. Sin recursos en el mayor centro cultural de Latinoamérica, poner todo a punto en lo que por entonces eran doce salas se transformaba en una maratón sin descanso… entre tejes y manejes comerciales y políticos, la idea era que ese maravilloso espacio se viniera abajo para tener la excusa de transformarlo en un anexo de las galerías comerciales, ubicadas en la primera planta. Así que montar una exposición significaba desde tratar con el artista que lógicamente exigía hasta pintar las paredes por que mi orgullo propio así lo requería y esto multiplicado por una inauguración cada dos días… Era feliz con mis cuatro horas de sueño y la total falta de vida personal, me había ganado el respeto en un mundo que pocos entran lo cual solo me sirvió para tener una carpeta llena de letras agradecidas y la sensación de haber caído desde lo mas alto.

Hoy mi vida la llena mi hijo y no tenerlo revoloteando por aquí me hace pensar que mas alla no queda nada. No es un momento mas de mi acostumbrada negatividad siempre y cuando me sirva para reconocer que necesito encontrar una actividad que me proporcione un beneficio personal. Necesito encontrar algo compatible con mi realidad en la cual me sienta mas que madre.

La pregunta es por donde recomenzar…

6 comentarios:

  1. Pues por el principio. Ja ja ja. Me alegro de que añores a tu hijo. Y felcidades por el premio. Un beso, Lírio.

    ResponderEliminar
  2. En momentos asi, a mí me va bien salir a la calle, disfrutar de paseos, tomar café o ir a comer con mis amigas, en fin, comunicarme todo lo que puedo con mi mundo exterior.

    Besos salados

    ResponderEliminar
  3. A lo largo de la vida te vas dando cuenta de que hubo um momento para conquistar, luego te llega un momento para consolidar lo que profesionalmente has conseguido y creo que lo más importante, un momento para disfrutarlo, yo creo que ese momento llega , cuando te das cuenta del excesivo tiempo que le dedicamos al trabajo y no ha disfrutar de la vida.
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Que tal empezando por cambiar...

    Salu2

    ResponderEliminar
  5. La vida es tan sabia en ocasiones que todo va llegando en su momento sin que resulte traumático.

    Ahora sientes el vacío porque tu nene es pequeño y ocupa mucho espacio en tu vida, paulatinamente y a medida que transcurran los años y se vaya haciendo más independiente vas a ir tomando nuevamente las riendas de tu tiempo y comenzarás a disfrutar una etapa distinta.

    Claro que el descubrimiento más traumático que tuve hace tiempo fue que no se deja de ser madre nunca. La semana pasada tuve una prueba de ello. Mi hijo pequeño, 25 años, alto, rubio de ojos azules (a mi que soy su madre me parece un bombón) ha vuelto para casa (llevaba dos años viviendo con su novia) llorando sin parar, las lágrimas le caían de 20 en 20 porque su novia tiene una crisis existencia. Quiere seguir con él, pero que no vivan juntos porque quiere reencontrarse. A mí ella me caía bárbaro, pero ahora tengo ganas de estrangularla, me jode y saca lo peor de mí ver sufrir a mi rubito. Haría lo que fuese porque su cara se iluminase como cuando era pequeño le llevaba a la playa o le compraba un juego para la Play.

    Pero estoy aprendiendo a que es otra etapa y que aquí está su madre, fuerte y sujetándolo pero no pudiendo impedir que sufra su propia vida.

    TE das cuenta como no hay nada ni nadie a quien se les quiera más?

    un besazo

    ResponderEliminar
  6. Una actividad:

    Y
    O
    G
    A

    100% Recomendado

    Te reconcilia con tu cuerpo
    te aporta una inmensa paz
    te hace ver que es lo que de verdad importa.

    :-)

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.