"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

17/8/08

Diario de a bordo (en tierra firme)

Apenas un par de horas después de mi último post, un martillazo en una mano y la ayuda de una pareja francesa que no pudo con su desesperación frente a mi inexperiencia, nuestro pequeño palacio de lona fina estuvo de pie. El lugar es precioso y lo mejor, a solo media hora de casa.

Luego Mc Donals, cita prohibida pero obligada por hacer de estas micro vacaciones algo para que el peque recuerde y cuente con orgullo. La comida , como siempre una mierda y a mi ver un poco cara pero eso es lo de menos, la estrella son los juegos y para mi el respiro que estos me brindan.

… llega la noche, y mi peque no se da por enterado. Nada es suficiente y yo estoy cansada. Cansada y algo aburrida, confieso con tristeza. Puede que aquí se haga ovbio eso de que la naturaleza es sabia, con mis cuarenta casi dos no resulta facil seguirle el ritmo a un enérgico crio de siete. O eso, o asumir que esto de ser madre no es lo mio asi que me quedo con lo primero.

7:15 a.m. Tengo la espalda hecha polvo y por mas que trate, me cuesta horrores entender cual es la gracia. Torturarse a conciencia para estar mas pegada a un vecino que en mi propia casa… no lo comprendo! Vale que es una forma mas económica (?) de conocer lugares y supongo que un lugar idílico para disfrutar de momentos con tu media naranja pero empiezo a creer que he creado un pequeño monstruo y ahí la cosa se complica

8:15 a.m. partimos en busca de la bici, la nintendo y de paso el cargador del móvil (pero solo para poder sacar fotos), ¿Cómo oponerse a sus deseos si no hay ni un solo niño que no este equipado hasta los dientes?

5:00 p.m. Por fin un stop en el MAMAAAAAA!!! continuo. Un show de magia en el cual peques y grandes reímos sin parar. Media hora de ludoteca que me ha servido para perderme en mi y escribir sobre mi otro lado “…” y vuelta a comenzar! MAMAAAAAA!!! Dame un euro, mira, ven, quiero… hasta las nueve que por fin el disfruta un rato bailando con otros niños al compás de tres monitoras del camping y yo de mirarlo sonreir. Mas MAMAAAAAAA hasta las doce, hora que cayo rendido y yo con el.

7:20 a. m. otra vez… tengo mareos, supongo que mis cervicales ya no estan para estos trotes! Mi pequeño dictador quiere irse y yo le hago caso sin rechistar. Levantamos campamento, ¿que mas da horas mas u horas menos? A las doce se acaba de todas formas y por aquí todos duermen.

Conclusión:

Puede que el monstruo sea yo pero sinceramente esto no es lo que yo recordaba. Acampar se acampaba antes! Cuando en medio de la nada y rodeados de la naturaleza se disfrutaba de lo esencial. Hoy esta prohibido asi que la gente se amontona en micro parcelas con los culos pegados… supermercado, sala de juegos, bar, restaurante, chiringuito de helados, coches que van y vienen y niños idiotizados por la tecnología de bolsillo.

La próxima vez me voy a un hotel y puede que hasta gaste menos!

¿El peque? Contento pero dice que esto del camping es un coñazo!!!

-

3 comentarios:

  1. Y no le falta razón, la diversión no siempre la encuentran por que el lugar sea maravilloso, no hay que olvidarse que los niños son listísimos.

    Besos salados

    ResponderEliminar
  2. Hija mía, qué estresssssssssssssssss.

    Uffffffff, menos mal que estás de vuelta o la aventura terminaría contigo y con tu bolsillo.

    De todas formas, enhorabuena por vivir esta historia con tu niño, seguro que la recordará.

    un beso

    ResponderEliminar
  3. Como tu misma dices, para ti ha sido un calvario, que si la tienda se cae, que si hace un calor que..., que si la espalda, que si....

    Pero para él ha sido algo que siempre recordará, siempre.

    Como bien sabes...eso no tiene precio.

    Genial :-)

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.