"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

20/8/08

Malditas hormonas!

No se a que juegan mis hormonas en estos días que se repiten sin dar tregua. Cuando tengo la regla me transformo a tal punto que no me soporto ni yo! Hipersensible y mas nerviosa que lo habitual todo me llega con un exceso de intensidad. Me siento insegura y lo transparento, mis manos tiemblan, tengo un humor de perro y la sensación es de que el mundo esta contra mi. Maldigo mi infancia por no haberme preparado para esta vida, maldigo mi adolescencia por no haberme dado conciencia para un futuro que no perdona por ser ese el tiempo para prepararse para un hoy que sin piedad sucede. Maldigo a mi madre (y me arrepiento al instante, ella tampoco tenia el manual de instrucciones) por no haber insistido en cosas que hoy cambiarían mi vida. Maldigo a mi padre por ni siquiera tenerlo en cuenta en este interminable rosario de quejas.

Estoy harta de deambular por trabajos de mierda y lo único que pido es que me sirva para saber que mas vale una madre pesada que un futuro de mierda.

Prepárate hijo mío que tu madre esta que arde!!!

Se que su vida será distinta, yo me ocupe y me ocupare de que así sea. Primero por que he cumplido mi promesa de no tenerlo hasta que tuviera un techo donde caerse muerto jajaja desde pequeña fui muy estricta con eso, juraba no tener hijos si no teníamos una casa propia y lo he cumplido con creses, no tendrá una si no cuatro como mínimo (aunque yo hoy no disponga de ellas), así que tendra la tranquilidad que da el vil metal pero con eso no me pienso conformar! Si la vida me concede tiempo, espero tener voluntad para guiarlo y que el, aunque luego haga lo que se le antoje, cuente con la formación necesaria para no repetir lo que para mi, hoy, es una desgracia... saber mucho de todo y nada del todo.

2 comentarios:

  1. Ayyyyyyyyyyyyy, querida amiga, como haces una estupenda introducción en la que ya adelantas que no eres tú sino las malditas hormonas que marcan tus alterados pensamientos, no voy a creer que de verdad sientas a pies juntillas todo cuanto dices.

    No quiero decepcionarte, pero cariño, tu niño hará más o menos lo mismo que hiciste tú, es decir, lo que le dé la real gana. Dicho lo cual su futuro lo marcará él. Tan poco podemos hacer llegado un momento (adolescencia) que si ellos no quieren estudiar ya puedes coger veinte látigos, castigarles seis años y un día, tenerles a pan y agua, que NO habrá nada que hacer. Pide, eso sí, que sea una buena persona, un hombre de bien como decían antes, sabrá buscar su camino.
    Cuando terminé COU y me vine a España, mi vida entró en un espiral de contratos basura. De repente tuve una iluminación y vi una oportunidad, estaba en el paro, con niños de 2 y 7 años y preparé oposiciones, tenía 29 años cuando saqué mi plaza de funcionaria, nadie me mandó, nadie me dijo, yo solita me di cuenta que era lo mejor. Y poco tiempo después, aprobé otra, ahora tengo excedencia en una administración. Mis hijos no estudiaron más porque no quisieron, puedes creer que nadie salía de casa en época de estudio, pero llegó un momento que no hubo más que hacer. No podemos vivir la vida de nuestros hijos, bastante tenemos con la nuestra. Y nuestros padres, y seguro que los tuyos también, hicieron lo que mejor supieron, lo mismo que haces tú y que he hecho yo.

    Espero que tus hormonas no se reboten contra mí.

    un besazo

    ResponderEliminar
  2. Eso nunca Fabrisa.
    ¿Sabes? yo reacciono leyéndome y lo que tu me cuentas es exactamente lo que he pensado al leerme.
    Tengo que tratar de no olvidar que nosotros somos simplemente el arco y ellos la flecha, o sea jajaja harán lo que les salga en ganas y en el fondo festejo eso, para el deseo libertad aunque se que como madre deberé ser firme por lo menos en mis convicciones por el mero hecho de haberlo vivido. Los años nos enseñan, lastima que eso solo lo sabemos cuando ya hemos llegado.
    Y talvez he sido escasa en palabras... mi mama, después de lo que te he contado, decidió vivir la vida como si ese fuera el último día y creo yo que en ese afán (que comprendo) nos ha dejado bastante a la deriva.
    No la culpo.
    Gracias por tus palabras, siempre son bienvenidas.
    y muchos besos desde mi alma.

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.