"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

29/8/08

Recuerdos ¿selectivos?

Todos tenemos un mal día y yo los colecciono sin que ellos cambien mis principios. Renunciar JAMÁS! Así que ya se pueden ir olvidando del post anterior, fue una ráfaga de desmedida (auto) protección mal encaminada. Si bien es cierto que parezco una quinceañera y vivo mi particular amor de verano, es el tiempo y no yo la que escribirá el destino. Así que a disfrutar que son dos días!



Y cambiando de tema pero sin alejarme demasiado hoy me pregunto por que soy como soy. Y sin respuesta me quedo pero en el intento vuelvo atrás y paseo por mis cuarenta casi dos años… desde pequeña la sensación era que sobraba cuando de mi padre se trataba. Nos pasamos la vida creyendo que el otro no nos quería lo cual lamento muchísimo. La cosa es que se caso con una norteamericana pija que tenia una hija tan pija como ella (a la cual adoro y sigo llamando hermana) cuando yo tenia siete u ocho años, estas hicieron buenas migas con mi hermana (la que escribe comentarios desde Mallorca) y yo nunca logre integrarme. Ellas tenían la habitación pija y yo dormía en la de visita, ellas eran perfectas y yo igual a mi madre… una historia demasiado larga para un solo post pero que creo que fue la primer influencia negativa en mi maldita inseguridad frente a los hombres. Luego llegaron los abusos por parte de un familia, justamente el que de algún modo remplazaba mi figura paterna y fue el no va mas… un buen día me levante con la solución, ya tenia diecisiete y los chicos me aterrorizaban así que un buen día dije: soy lesbiana y salí a hacerlo realidad… me senti segura, grande, atractiva, bonita. Por aquel entonces las chicas eran muyyyy masculinas y yo no lo lograba ni esforzándome así que tuve bastante éxito. Muy de vez en cuando salia en busca y captura de algún objeto sexual para saciar mis antojos (lease hombre) pero me negaba a involucrarme. Así fui por la vida, hasta que fue inevitable y el sujeto en cuestión era un sinvergüenza… separado en teoría, convivimos unos tres años y varias veces por semana el dormía en la casa de su teórica ex ya que tenían un niño y teóricamente ella trabajaba de noche…en resumen, tenia una doble vida la cual descubrí poco antes de echarlo de casa…a los treinta conocí a un pintor, era todo lo que yo había soñado pero no me hizo ni puto caso, salvando un par de polvos yo parecía no ser apta y eso me destrozo. Caí en una depresión de la cual no tengo ganas de hablar pero el resultado fue que me vine a España con mi mama que ya estaba aquí desde hacia años… eso fue en el 97. Entonces llego mi ex, me trato como una reina y me desarme… guapo, músico de un grupo de bastante éxito, inteligente, caballero y totalmente enamorado… fueron ocho años maravillosos los cuales me dieron tiempo para recuperar algo de mi autoestima pero la vida te da sorpresas y un buen día vi sin poder hacer nada para evitarlo, como mi castillo se desmoronaba… asi llegue aquí, al hoy que vivo y comparto…. y otro día mas.

2 comentarios:

  1. Dicen, quienes saben de ello, que nuestro "hoy" depende de nuestra infancia; que nuestro "disco duro" guarda virus que se manifiestan a la mínima sensación de crisis.
    Nuesras inseguridades tienen su raíz en la infancia, cierto, nuestras seguridades deberían tenerla en nuestra madurez. Deberían.

    ResponderEliminar
  2. Hola De....lirio,

    No sabes como me gustaria encontrar las palabras.

    un abrazo

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.