"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

17/11/08

Dos años después... y la misma sensación

Un escrito de otro espacio... no recuerdo si lo tengo por aquí pero al encontrarlo me he vuelto a sentir tan identificada que no puedo mas que postearlo.
fecha original 27/11/2006

Adoro los espejos, donde mis patas de gallo solo son fruto de tantas sonrisas y una cesaría, un recuerdo de un momento divino.
Me encanta mirarme y descubrir mis pechos con una sensualidad adulta y muy firmes para el tiempo vivido.
Reconocer la belleza de mis curvas pronunciadas pero bien proporcionadas, con aquellos kilitos de mas que en mi intimidad veo y no molestan.
Mirarme con calma y detenerme en las imágenes que mas me gustan. El color de mi piel, la expresión de mi mirada, mis manos con sus dedos largos de punta redondeada y las huellas de un día a día de trabajo.
Me gusta lo que veo cuando pierdo los prejuicios, las inevitables comparaciones, los falsos mitos de la poca carne.
Me alegra mirar el reflejo de mi alma y sentir que soy yo con mayúscula, yo con cada una de las señales que lo bueno y lo malo momentos han dejado sellado en mi cuerpo y corazón.

Mirarse sin distracciones, sin comparaciones y con amor nos permite encontrar la belleza que no siempre es visible y que esta ahí, escondida tras los deseos de ser quien no somos.



… todo tiene su contrapartida, ayer, después de años, nueve para ser exacta, envuelta en la marea humana que se movía al ritmo de lo que hoy llaman música , COMPARO, Los años no pasan en vano y aunque nada me quita lo bailado, los kilos sobran, las bellas y discretas arrugas pierden su historia y los años pesan.
Amo la belleza de la juventud, la dulzura de las miradas inocentes con toda una vida por escribir.
Y extraño el carisma que emanaba por mi belleza fresca de los pocos años, el poder de unos pechos firmes, la sensualidad de una mirada limpia, sin historia…
Somos como libros, con la portada a los veinte es suficiente pero a los cuarenta es necesario lograr que lean la historia y en ella translucir nuestro encanto.
Difícil tarea en un mundo de imágenes…

Entre uno y otro me quedo con mi espejo… y quien quiera que me lea!

9 comentarios:

  1. Gracias, sí son todos míos. Es difícil ser objetivo con uno mismo, a veces nos amamos demasiado y a veces demasiado poco.. besos*

    ResponderEliminar
  2. Que linda tu reflexion de tu persona
    es bueno que te ames tanto

    que estes bien
    besos

    que tengas una buena semana

    ResponderEliminar
  3. Un escrito magnífico, sin desperdicio! Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Que bonito post. Y que cierta la comparación con el libro, al principio todos somos portadas, pero si el contenido no es bueno al final nada te librará de coger polvo en un estante olvidado

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo te diría que si te quieres, da ifgual los años, la ortada y el resto del libro porque te leerá la gente que te quiera

    Hasta el infinito y más allá

    ResponderEliminar
  6. Esas buenas miradas hacen que el espejo te devuelva una imagen nitida.

    Besos salados

    ResponderEliminar
  7. Precioso escrito, cuanta verdad destilan tus palabras.

    Un beso grande

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.