"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

4/1/09

02/01/2001

Rezagado por los malos momentos ha quedado la historia de nuestro cumpleaños.
Mi peque ha cumplido ocho años de vida y yo los mismos de madre.
Aun recuerdo mis ganas de tenerlo, los preparativos a consciencia (dejar de fumar, análisis varios, nada de alcohol…), el instante en que se que lo fecundamos, mi panza creciendo, sus primeras patadas… tenia que llegar dos semanas antes pero terco como su madre ha esperado para hacer una entrada triunfal así que cinco minutos antes de año nuevo rompí aguas en silencio en el lavabo, ya que se hacia rogar decidí hacer una fiesta para recibir el año y en casa había mas de treinta personas.

Quien conoce Barcelona sabrá que salir de Ramblas y Carrer del Carma con un coche en pleno festejo es algo así como misión imposible . Después de las uvas en metro marchamos a la clínica… tardo dos días mas en llegar… sin anestesia aguante con una firmeza que hoy no logro saber de donde salio.
Nació el día dos a las ocho y veinte y lo se a ciencia cierta por que mirar el reloj fue lo primero que hice… vete a saber por que!


Crearlo es lo mas bello que he hecho en la vida y aunque en muchas ocasiones tenga que sacrificar mi yo en pos de un nosotros, siempre sera la luz de mis ojos.

(se que la foto se ve fatal pero en mi anonimato a medias es lo que toca)

9 comentarios:

  1. Yo no soy madre, soy padre.
    No lo parí, pero casi.
    Nosotros no estábamos de fiesta, pero el anestesista debía de estarlo porque no apareció y a mi mujer le tocó parirlo sin anestesia, como a tí, pero el niño no quería salir y su madre se quedó sin fuerzas para seguir empujando, hasta que apareció una doctora y al ver la situación se subió encima de ella para empujar las dos a la vez.
    Nació a la ocho menos diez de la mañana.
    Yo también miré el reloj. Debe de ser el instinto.
    Y también a partir de ahí desapareció el yo para convertirse en nosotros.
    Felicidades a tu niño y a ti.

    ResponderEliminar
  2. Se me paso especificar que el muy sinvergüenza no quiso salir por lo tanto después de las cuarenta y ocho horas, en vista de que ambos corríamos riesgos me hicieron una cesaría...

    ResponderEliminar
  3. X molts anys !! un abrazo al peke con sus 8 tirones de orejas..!!! y un besazo a la mami..
    mària xxx

    ResponderEliminar
  4. FElicidades a los dos, aunque sea con retrasin, que le vamos a hacer.. las fiestas y esas cosas, ya se sabe. Yo sólo soy papuchi cada vez que creo algo, pero por lo demás...

    Hasta el infinito y más allá

    ResponderEliminar
  5. Al igual que tú, con Álvaro fue toda una odisea parece que era como si estuviese demasiado bien alli y una pereza tremenda le impidiera salir a este mundo...
    Felicidades a tu niño y no lo dudes te quedan muchisimas cosas con las que disfrutar con tu hijo, aprovechalas una a una...
    Un beso grandisimo a los dos.

    ResponderEliminar
  6. Estaba tan bien dentro que lo tuvieron que sacar a la fuerza.

    Felicidades para los dos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito celebrar su cumpleaños y el tuyo por ser su madre...

    Seguro que vale la pena sacrificar se "yo"... estoy segura.

    FELICIDADES a tu peque, FELICIDADES a ti.

    Un besazooo

    ResponderEliminar
  8. Felicidades a los dos. Y hasta pronto. Besos a U.

    ResponderEliminar
  9. Hola Lirio B.,
    Siempre he pensado que ser madre es un milagro que se cataloga como pequeño milagro... cuando a mi modo de ver es lo más grande que la vida nos ofrece. Vendería mi alma al diablo por cambiar el yo por un nosotros... aunque aún no es tarde para mi, y no sé lo que la vida me depara. Hay que seguir con la misma fuerza que sacaste tú de no sabes dónde. Feliz noche de Reyes y un abrazo enorrrrrrrrrrrrrrrrrrme!

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.