"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

28/1/09

Fuimos



Letra de Homero Manzi
Tango
1945

Fui como una lluvia de cenizas y fatigas
en las horas resignadas de tu vida...
Gota de vinagre derramada,
fatalmente derramada, sobre todas tus heridas.
Fuiste por mi culpa golondrina entre la nieve
rosa marchitada por la nube que no llueve.
Fuimos la esperanza que no llega, que no alcanza
que no puede vislumbrar su tarde mansa.
Fuimos el viajero que no implora, que no reza,
que no llora, que se echó a morir.

¡Vete...!
¿No comprendes que te estás matando?
¿No comprendes que te estoy llamando?
¡Vete...!
No me beses que te estoy llorando
¡Y quisiera no llorarte más!
¿No ves?,
es mejor que mi dolor
quede tirado con tu amor
librado de mi amor final
¡Vete!,
¿No comprendes que te estoy salvando?
¿No comprendes que te estoy amando?
¡No me sigas, ni me llames, ni me beses
ni me llores, ni me quieras más!

Fuimos abrazados a la angustia de un presagio
por la noche de un camino sin salidas,
pálidos despojos de un naufragio
sacudidos por las olas del amor y de la vida.
Fuimos empujados en un viento desolado...
sombras de una sombra que tornaba del pasado.
Fuimos la esperanza que no llega, que no alcanza,
que no puede vislumbrar su tarde mansa.
Fuimos el viajero que no implora, que no reza,
que no llora, que se echó a morir.


Si la quieres escuchar pulsa aquí.

6 comentarios:

  1. Cuento contigo para las tertulias de Paseo de Gracia. Dime algo en mi e.mail

    paco.bailac@vinzite.es


    saludos

    ResponderEliminar
  2. Hoy como otras veces vengo a visitarte, a menudo te leo.

    Un saludo, Ana. (por si no me recuerdas)
    http://laberinto-de-sombras.spaces.live.com/

    ResponderEliminar
  3. Duro, duro. Un beso y ánimos. Todo se acaba... hasta lo malo!

    ResponderEliminar
  4. Es solo un Tango con una letra que me llega al alma pero que de momento no refleja nada de lo que soy hoy... solo algo que me parece bonito.

    ResponderEliminar
  5. Mentí. Mentí para mantener su privacidad, para que nadie sepa que había discutido con alguien que nadie sabe quien es. Mentí sin sentido por que el lo quería así, quería que mi paso por su vida fueran tan invisibles como los suyos por mi realidad.

    Hoy, libre escribo mientras te recuerdo y me pregunto si no hubiera sido la mejor opción...

    Demasiado tarde para comprobarlo, demasiado amor para olvidar...

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.