"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

6/4/09

Racionalizando

A veces me cuesta no sentir envidia y creer que la vida es injusta por que al ver la felicidad ajena a pesar de alegrarme por los que la viven, caigo en el error de creer que nunca me tocara. Error por que en ese instante olvido el pasado y reniego de mi suerte borrando de mi mente una realidad… la vida es cíclica y eso es justamente lo que nos hace valorar esos momentos maravillosos que vivimos y centrarnos únicamente en un sentimiento irracional directamente proporcional a la etapa que nos toca. Desde esa perspectiva nos invade la autocompasión pero en verdad la lógica habla por si sola… la vida es como una montaña rusa (por supuesto no como la mia que hasta hace poco iba a la velocidad de la luz). El subidon no existiría si no partiéramos desde abajo… es lo natural… la marea sube y baja, a la noche le sigue el día, las estaciones del año siguen una pauta y todo esto no es adrede.¿entonces por que nos cuesta tanto respetar nuestros propios ciclos? ¿Por qué habríamos de ser distintos?
No es que trate de excusar un sentimiento totalmente humano que de noble tiene muy poco, solo trato de razonar y buscar caminos alternativos para que estos no se arraiguen…

¿Y esto a que viene? A que hace ya mucho tiempo al leer un post me entristecio hasta las lagrimas… me sentía exactamente igual pero ayer lo he vuelto a leer y ya no me da pena por que como digo en mi primer post de este blog:
“Me miro y me sorprendo... hace tiempo que no me veo. Mirar es fácil, lo complicado es ver, y aquí estoy, frente al espejo reconociéndome. Más libre, más suave, mas vieja... una fruta madura, lista para comer. Apurada por no perder el tiempo,el encanto, el presente… ese que a cada segundo veo partir sin poder retener. Cuarenta otoños, con sus frías calles y sus desteñidos colores.
¡Soy yo! La que cuarenta veces espero tranquila, soñó despierta y sobrevivió; la misma que agradeció el invierno solo por el placer de abrazar la primavera.”
...y aunque ya voy por la numero 42, sigo pensando que la primavera vale la espera.

Besos a todos desde mi alma

9 comentarios:

  1. Número 42¿? ein? SI te sorprendes es genial, porque seguirás estando viva.

    ¿Crisis, qué crisis?
    Los ricos también lloran

    ResponderEliminar
  2. Siempre!
    La primavera siempre vale la pena!
    Me encanta la manera como cuentas esos altibajos por los que pasamos todas y en los que nos cuesta tanto reconocernos...
    Reconocernos a nosotras mismas delante del espejo, vernos sinceramente... más suaves, más serenas, más libres, más seguras, más sinceras, más... dispuestas a saborear la vida a soñar despiertas y a tocar el cielo con la punta de los dedos... porque nos lo hemos construido a pulso y conciencia...
    Besos desde mi corazón!

    ResponderEliminar
  3. Eres muy juiciosa siempre.
    Pero hoy tu reflexión se merece un marco y una pared para poder leerla cada día.
    Tienes toda la razón.
    Todo es cíclico, y no debemos sentirnos desgraciados cuando no disfrutamos de la felicidad porque quizás ya la hemos disfrutado y seguro que tendremos nuevos días felices.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo me gusta lo que has escrito hoy!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. cierto, la vida es cíclica, por eso, cuando tenemos un mal momento es mejor sentarse a esperar que pase

    ResponderEliminar
  6. Tu escrito nace del alma.
    Que importan las primaveras que pasen,
    lo que importan son las que vienen.

    La felicidad es el camino, eso dicen los que vivieron esperando ser felices. Aquí estamos, en el camino, la vida nos ha dado lo que tenemos; lo compartimos, nos reimos, jugamos, lloramos; pero estamos inconformes. Entonces busquemos, busquemos, busquemos aquello que nos hace falta. Pero no nos cansemos jamás-

    saludos.

    ResponderEliminar
  7. Venga, la primavera da ganas de vivir...de respirar y de mirar al mundo con verdadero optimismo.

    Muack-

    ResponderEliminar
  8. Es cierto que las primaveras pasan, pero quedan muchas otras por venir. Y aunque algunas sean mas frias y lluviosas, luego sale el sol y hay que tener los ojos muy abiertos para disfrutar del arco iris.

    Un abrazo rompehuesos y un besazo!

    ResponderEliminar
  9. Claro que vale la espera!!! Besos.

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.