"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

9/5/09

Todo lo que sube tarde o temprano baja

Y cambiando de tema, hoy (que ya es ayer) se me ha escapado el monstruo con el cual convivo… basto con que alguien le diera seis letras en bandeja que encierran un lugar y un momento que creia suyo para desatar su ira y hacer de mi lo que quiso. O sea, hacer, decir y sentir a su manera o quizás… ¿acaso no será la mía y lo que sucede es que con tanta pastilla me tienen mareada y los reflejos en mi espejo se distorsionan?

Me siento ajena tanto de una como de la otra. Antes me enfurecía y ahora lo hago con moderación pero la furia esta, queda comprimida en el “yo” que ya no encuentro.

Seamos sinceros ¿Quién se sentiría en paz con la vida que llevo? Cuarentona, divorciada, con un hijo al cual "el no puedo" ya es una realidad de la que tiene que forzarlo a tomar consciencia. En un pueblo donde a partir de las nueve por la calle no están ni los perros. Sin la simple y común capacidad para relacionarse y para completar, sin trabajo y con pocas posibilidades de conseguir alguno… ¿quien podría sentirse feliz cuando ya no siente esperanzas de cambio? Vale, los antidepresivos y los tranquilizantes puede que la mayoría del tiempo disimule mi realidad pero ¿todo el tiempo? Imposible.


Lo asumo, odio la vida que llevo, odio como soy y mucho me temo que seguiré odiándome por que a pesar de mi nueva y radiante sonrisa nada cambia… solo son efectos de las medicinas que me distraen mientras todo se va a la mierda y logran por momentos que olvide mis verdaderos sueños, aquellos que me mantenían despierta fueran o no pura y exclusivamente fantasía.

Pero tranquila ( me digo en el intento de consolarme a falta de quien lo haga), es solo una crisis y con seguridad mañana volveré a subir

... aun que ya es algo tarde, la certeza queda en el aire… me he perdido y ya ni siquiera se quien soy.

5 comentarios:

  1. Para el que llegue hasta aquí y busque palabras que probablemente no encuentre, gracias pero no hace falta... se que no hay mucho que decir cuando mi monstruo se escapa por un ratito.

    ResponderEliminar
  2. Por lo menos tienes un hijo del que deberías de sentirte muy, pero que muy, orgullosa! Yo soy cuarentón, solterón, estoy en el paro, no tengo amigos ni un solo hijo y no me quejo. Lucho por lo que me queda, que es escribir y escribo en soledad y moriré escribiendo en soledad. ¿Puede saberse dónde ha caído tu ánimo? Estás viva vive esta vida, ya tendrás tiempo para descansar una eternidad cuando mueras! El dicho es cierto muy muy cierto: La vida se pasa en un soplo. ¿Me he enfadado contigo? Sí, porque otros lo hacen conmigo cuando decaigo y solo pienso en "negativo" como haces tú ahora. Un beso y arriba! Hay gente en África, en Sudamérica, en Oriente que se están muriendo de hambre durmiendo en la calle y aún así sonríen... son una lección para nosotros, para todos nosotros y para mí!

    ResponderEliminar
  3. No sé si será para que te consueles, pero yo me siento igual con respecto a la vida que me toca... y eso que tengo trabajo, pareja, mis hijos (no todos)...
    solo me queda tomar aire en las palabras enredadas que pueda rescatar de la red...
    Beso

    ResponderEliminar
  4. Lirio,

    No sé que decirte...tampoco estos días son buenos...
    Te tiendo la mano...

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Lirio,

    La clave de todo es NO mirar tanto hacia dentro, creo que aunque tengas razones para hacerlo, para sentirte mal, para querer una vida distinta y mejor....tienes la fabulosa suerte de seguir respirando día y día...y créeme, hay gente que se conformaría con eso.

    Por favor,
    deja de girar en torno a tu eje de rotación,
    tienes una vida que es como un regalo, una oportunidad para hacer de cada día algo especial, no mires siempre las cosas malas ( que están ahí claro) pero cuando te pones así solo emites energía negativa y es eso lo que puedes atraer...

    Empieza a vivir un solo día mirando al exterior, a lo bueno que te rodea, a tu hijo que es un tesoro que has traido al mundo y que necesita una madre que le enseñe que la vida es un privilegio, que despertarse cada día aunque sea para sentarse en un silla YA MERECE LA PENA...

    Mira hacia la calle de ese lugar en el que vives, mira a la gente que te sonrie en el mercado cuando tu llevas tu sonrisa puesta, mira el campo en primavera, está tan verde y lleno de amapolas...., mirate al espejo y quiérete ya que tu felicidad está en tu mano, tu actitud es lo que cambiará tu vida....

    Se que tu situación no es la mejor, pero no estás sola, no te rindas, no te conviertas en victima de ti misma, en verdugo de ti misma.

    Hay más mundo fuera de las paredes de tu piel, invierte tus corneas y vive desde fuera, no te mires tanto, quizás ese espejo tuyo debería tomarse un descanso y dejarte ver más allá de ti.

    He visto que en el otro post te has perdonado, genial.

    Somos humanos y no venimos al mundo con un manual de uso, no sabemos muy bien como actuar en muchas ocasiones, pero te están ayudando y la química que tomas es como un ente que te lleva de la mano, que te sujeta en la bicicleta el día que te quitan 2 de las 4 ruedas, es tu guía que te acompaña hasta que aprendes a hacerlo tu sola.

    POr favor
    confía
    quiérete como nunca has querido a nadie
    con locura
    pero no te centres en ti
    perdonate
    y sobre todo
    date una oportunidad para ser feliz.

    Tu hijo se lo merece
    tu te lo mereces
    y
    yo
    y el resto de los que te leemos
    queremos verte
    BIEN.

    Un abrazo
    J.

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.