"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

9/6/09

La primavera la sangre altera

Un refrán o cita con el cual mi reloj biológica debe estar totalmente de acuerdo, incluso creo que el destino esta de su parte pues me doy cuenta que mis hormonas están tan alteradas como hace exactamente un año ¡quiero sexo! Así de simple, así de bruta, así de exhibicionista son mis necesidades. Totalmente expuesta tras este semi anonimato que me permite gritar a los cuatro vientos lo que se me da la gana sin dejar de ser reservada y “buena chica” de este lado de mi pantalla.

Vuelvo a los juegos de palabras sin imágenes, a la seducción sin rostro, sin implicaciones, sin datos. Vuelvo a saciar mi ego y aplacar mis ganas indecisas con la zona mas erógena de mi misma "mi cerebro" que se conforma con un vai ven de frases eróticas. En definitiva, vuelvo a ser un fraude por que se que hago mucho ruido pero de nueces na de na.

Aun no estoy preparada… de hecho tuve la oportunidad de volver a hacer el amor después de seis meses y fue un desastre (pues si, seis si no cuento San Valentín, ya que el dolor por el tema de las piedras y un desamor poco evidente pero existente no me han permitido disfrutar).

Hace poco dije que para desnudarme mas solo me resta arrancarme la piel y eso es lo que hare hoy… compartir con los cada vez mas escasos lectores (a pesar de que el reader indique lo contrario) un rápido autoanálisis sobre mi sexualidad. Orgasmo, entrega y vulnerabilidad están asociados de tal forma en mi mente que sin autoestimulo solo he tenido cinco orgasmos en toda mi vida. Cinco veces en las cuales lo he entregado todo y por ironía del destino, cinco veces que me han dejado por otra persona… ¿Cómo hago ahora para no relacionar entrega y vulnerabilidad?

La cuestión es que mi intento de entrega a ese pasado que estos días se hizo presente saco todo a flote. Por ser ella dueña de mi tercera entrega, creí que podría hacerme sentir pero no, solo logre despertar todos mis miedos recordando todo el dolor que estas me han causado.

Aun no estoy preparada y puede que gracias a este intento fallido y la calma que me proporciona la medicación logren de esta vez entenderme un poquito mas.

¿Y saben que? Empiezo a reconocer que mas allá de el subidon de autoestima que me provoca saber que alguien me lee (incluido el dueño de mi ultima entrega, gota de agua que rebalso de esta vez el vaso por tener un final idéntico a los demás), hoy tengo la certeza por simple deducción que escribo "por y para mi" ya que se que soy hábil e inteligente. Si mi meta fuera sumar lectores, estoy segura que seria capaz de utilizar estrategias de marketing mucho mas apropiadas.

Parece que hoy no me hacen falta mas que lo que sola genero para tener mi autoestima en un frágil pero eficaz equilibrio.
Espero que dure!!!!!


Besos desde mi alma al descubierto.

9 comentarios:

  1. Ya sabes que lo que cuenta no es la cantidad, sino la calidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no te haga falta quien te lea, yo te leo. Y me gusta mucho el modo de escribir, de expresarte, y tu autenticidad.
    No siempre comento, es cierto. Pero mi tiempo es muy poco, de verdad, y el verano me tiene bastante mal con mi salud y todas esas cosas... que no son excusas, sino razones...
    Bueno, sé que no me necesitás para que te lea. Pero te dejo comentario hoy, porque soy una de esas que pasea por el reader y también por tu página, aunque no deje mi huella.
    Es difícil dejar de asociar cosas que se han dado siempre juntas en nuestra vida... pero las cosas cambian y ni bien vamos notando los cambios también cambia nuestra confianza y entrega.
    Es muy cierto, las hormonas se nos ponen bravas a todos, ja ja ja ja... Yo tengo a mi amor a la distancia (ducha fría, agarrarme los dedos con la puerta de la heladera para que el dolor intenso haga pasar las otras sensaciones, y ajo y agua... ja ja ja ja)
    Un abracito.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan cuando te dejas ir...

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad, te abres de una forma brutal, sin miedo...para eso hace falta valor y tu lo tienes.

    Escribir es una terapia, quizás en la temática está el problema...pero de eso hablan los locólogos...nosotros sólo hablamos de piel.

    Y ya sabes, digas lo que digas, escribas más o menos, yo siempre te voy a leer.

    J:-)

    ResponderEliminar
  5. Y quién no hace mucho ruido y luego pocas nueces??? Querida B., ya sé que mal de muchos no te consuela, pero una cosa es lo que deseamos y otra la realidad. En cuanto a la entrega...personalmente me he entregado cada vez que he amado y no me arrepiento de ello. No he sentido que se llevaran nada de mi, al contrario, he sentido que aún tenía tanto que dar... el grado de entrega es proporcional a la implicación del otro, por lo tanto quien no sepa apreciar lo que das y como bien dice "dondelohabrédejado": ajo y agua!!! Querida mucho ánimo y un abrazo enorrrrrrrrrrme.

    ResponderEliminar
  6. Has expresado lo que sentías, lo que sientes, lo que quieres y deseas... ¿algún problema? por mi parte ninguno... así pues adelante Lirio y a poder ser que no quede sólo en decirlo, en lo posible que se cumpla...

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me encanta leerte, por todos los medios ;)... Como hoy es por y para vos... te acompaño en silencio y no opino sobre el texto. Pero como me gusta que grites lo que te pasa!!!

    Besazos!!!

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.