"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

20/6/09

Razonando por escrito



La debilidad se paga y como si eso fuera poco se le suman los lentos intereses que a la larga te lapidan.


Eso o simplemente fue lo que sentí después de colgar el teléfono. Y hoy no hablo del amor que ya no hablo… mas bien de las consecuencias indirectas que este ha provocado.


Hace un mes, mas o menos fui a la que era “nuestra casa”, del abandonado lugar del que me marche hace ya tres años poco queda. Limpia, el césped cortado, las plantas cuidadas, flores... muchas flores, los viejos proyectos en avanzado estado de ejecución… el muro, el solar del garaje, un tercio de porche construido, una de esas enormes piscinas de pon y saca cerca del olivo que plantamos y el atardecer frente a nuestra hectárea, con los mismos colores que el día que elegimos ese como nuestro hogar.


Me fue inevitable darle un abrazo a mi ex recuparado de su alcoholismo, derramar unas cuantas lagrimas mientras nuestro hijo nos rodeaba con sus brazos a ambos. Me fue imposible no preguntarme en voz alta “¿Por qué ha tardado tanto?


Los días siguieron, nuestra relación se fue suavizando y eso era muy bueno ya que era un paso indispensable para el bien estar del hijo que compartiremos el resto de nuestras vidas.

Pero hoy me sorprendió al preguntarme sobre el León, quería saber si aun seguíamos en contacto y le dije que muy de vez en cuando nos escribíamos , como por ejemplo cuando falleció mi primo. No encontré motivo para mentir.

Realmente no se donde nos perdimos pero el se sintió traicionado ya que no había sido como el imaginaba una aventura, si no algo que por lo visto me había marcado. Sin duda una situación algo tensa pero a la cual no le di demasiada importancia.


Varias horas después suena el teléfono, y una vez mas tuve que escuchar que yo lo había traicionado, abandonado y demás. Que necesitaba hablar conmigo por que esto no podía seguir así (¿así como? es en lo que me quede pensando). No niego que en algún momento yo haya pensado en la "posibilidad" de retomarlo donde lo habíamos dejado pero obviamente nunca antes de recuperarme y creo que mi actitud ha sido consecuente con ello, lo que para mi era una mejora, para el era una esperanza basada en un abrazo lleno de nostalgia.


Supongo que el lunes, cuando nos sentemos a hablar de ello volveremos a la guerra fría, pondré con claridad los puntos sobre las “i” y si en algún momento de debilidad he dudado, hoy lo tengo muy claro. No voy a volver con alguien que es incapaz de reconocer su participación en nuestro fracaso y mucho menos con alguien que considera traición haberme encoñado con alguien después de haber esperado dos eternos años a que reaccionara.


Lo que me altero fue la previsión de nuevos chantajes emocionales y la pena que siento por que mi hijo no logre lo que tanto desea… que sus padres puedan ser sus padres sin interferencias.

Esto es lo que he resumido en el otro lado del espejo pero ahora me siento fuerte, no dejare que nadie logre manipularme nunca mas. Ya no caigo en la trampa de los que me acechan esperando que me debilite lo suficiente para lograr penetrar en mis lamentables y humanas brechas.


(Esto lo escribí a las dos de la mañana... digería en voz alta pero me lo guarde para releerlo esta mañana. Me doy cuenta que el pudor me invade poco a poco, que ayer le hubiera dado al enter sin ningun inconveniente pero hoy me lo cuestiono... ¿si escribo para razonar con lentitud, cual es en verdad el motivo de que lo exponga en esta vitrina?
...pero igual, le doy al enter.)

Besos desde mi alma y buen finde nuevamente.

8 comentarios:

  1. Todo lo que escribiste tiene que ver con lo humano. En la vida suceden estas cosas, a todos nos pueden suceder, no te critiques por haberlo escrito. Y si acaso te sentís muy expuesta, podés retocar, quitar o sacar todo. Pero que sea por vos, no por lo que vayan a pensar los demás, me explico??
    Difícil es opinar sobre esto tan fuerte. Siento que en esa historia hace falta mucho perdón, perdón de ambos lados y perdón hacia ustedes mismos. Eso no significa volver a empezar, ni nada de eso, eh.
    Me refiero a sanar heridas, me refiero a estar en la mayor armonía que se pueda para estar mejor ustedes, nada más que eso.
    Si uno de los dos no va dispuesto a la guerra fría, ya es suficiente para que no haya guerra fría. Siempre hay otra opción.
    Cuidate mucho. Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Subscribo lo dicho por "dondelohabredejado", yo no podría haberlo escrito mejor.
    Tan sólo añado, que para un hijo, lo más importante es ver a sus padres en armonía, aunque eso implique estar separados, y creo que haces bien en no mentirle.
    Con el tiempo entenderá cómo son las cosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me quedo con dos cosas:

    No voy a volver con alguien que es incapaz de reconocer su participación en nuestro fracaso...

    Y lo del chantaje emocional.

    Ahí están tus claves.

    Y las de muchos.

    Fuerza.

    (Por cierto, nunca miento...jajaja...todo lo que te conté de mis errores y horrores de madre son ciertos...te lo juro por él. Ya me gustaría que fuesen inventos...jajaja...!)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Si no le hubieses dado al enter sin exponer tu post tal y como lo sentías a esas horas tan magníficas y a la vez traicioneras de la madrugada, dejarías de ser tú...
    Siempre es difícil opinar y ponerse en la piel de los demás, pero leyéndote queda claro tu papel y sobre todo es que la tuya me parece una postura coherente...
    Pero no podemos hacer que la magia salga siempre de una simple chistera, a veces hay que darle tiempo y currarnos la paciencia para que los otros entiendan lo que es obvio...
    Paso por aqui y te sigo con muchisimo cariño y me duele cuando sufres, puedes creerme.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  5. Sigue fiel a ti misma y sigue dándole a Enter todas las veces que haga falta... porque, a veces, nos sirve de terapia hacerlo.

    No conozco muy bien la historia, aunque se puede intuir un poco.
    La situación no es la misma que la tuya pero yo también tengo un hijo y creo que sufren muchísimo todas estas pataletas que hacemos los adultos...

    Me suena tanto lo que describes.
    Chantajes emocionales, no admitir la parte de culpa, confundir conceptos... ¡puf! Que duro se hace.

    Disculpa el tocho.
    Ánimo.

    Nos leemos,
    Hedda

    ResponderEliminar
  6. Un fracaso es cosa de dos. No de uno solo.
    Me alegra leer esta reflexión.
    Espero que sigas tu camino hacia adelante.
    No te despistes.
    La meta está cada vez más cerca.
    besos.

    ResponderEliminar
  7. Poco puedo añadir yo. Lo de tener aventuras cuando estás con otra persona me choca bastante. Si no estás a gusto, puerta y a por otro.

    Igual es que soy muy inexperto. Ánimo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por cada una de sus palabras.
    Supongo que para recibirlas es "el porque" me expongo y como soy como soy en todos los ámbitos de mi vida, la transparencia me es inevitable.
    O reflejo lo que siento o cierro el chiringuito!!! Pero lo de medias tintas no va conmigo y sus palabras son mimos que necesito para mi alma.

    GRACIAS Y BESOS GRANDES

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.