"El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él."
Proverbio chino

27/7/09

Tal cual

Edito, publico, borro, pienso, pego y vuelvo...

Pero dejo aquí el desenlace antes de que me lean... asi no suena tan tremendo jejejeje.

Pase por la farmacia ya que medico en este lugar solo con cita previa y me dijeron que al parecer fue una crisis de ansiedad.
Lo cual tiene sentido, antes toda la tensión que estas me provocaban yo la canalizaba llorando a mares y pensando tonterías. Ahora ya no lo hago y por algun lado tiene que salir todo esto.
Se que nadie me juzga y el que lo haga se puede ir a tomar viento pero ¿saben que? Empiezo a avergonzarme por ser tan transparente y la verdad es que me molesta mucho ya que probablemente lo este siendo bastante menos que antes.
Supongo que aun me queda mucho camino con esto de adaptarme a mi nuevo ritmo.
Un beso enorme.

Me descubro transcurriendo mis diez minutos en nuevo formato. Al parecer el cuerpo se resiste mas que yo y da sus señales.

Mientras mi mente esta en una insulsa calma, mi estomago da la señal de partida con un buen nudo que me impide respirar con normalidad, mis ojos contienen miles de lagrimas que no encuentran su curso y mis músculos se tensan al unísono.

Mis pensamientos buscan razones sin éxito, todo esta como debería, todo esta igual… se topa con mi eterno vacío pero sabe que este es parte de mi y que ya no me sirven las excusas para rellenarlo. Hace algún tiempo que decidí rellenarlo con lo que voy rescatando de mi aunque tarde mil años.

Da igual, mi cuerpo me hace frente con una voluntad propia, desea (supongo) lastimarse por que percibo la intención de mis puños cerrados de asistir a un encuentro frontal con la pared.

Estoy tendida en la cama, tratando de razonar con el, no hay motivos para la ira, no si mi consciente dice que NO pero todos los síntomas van en aumento y pienso detenerlo con un par de pastillas pero decido que eso seria como dar mi brazo a torcer.

No se que me esta pasando, es totalmente incoherente, yo sigo mentalmente tranquila y mi cuerpo se niega a seguirme…

No lloro, no le sigo, lo mantengo atrapado en la inmovilidad. Pero su rebelión no es una fantasía, estoy tan tensa que duele. Entonces conjeturo que si logro seguir en calma pronto pasara y así permanezco lo que dura, casualmente los exactos diez minutos que antes no podía controlar y afloraban en lo verbal . Cuando al fin la tensión sede me duermo como si hubiera hecho un tremendo esfuerzo.

Si alguien que entiende del tema me puede dar una explicación bien venido sea por que mi próxima visita con la locologa aun tiene el verano de por medio.

Safe Creative #0906294063946

10 comentarios:

  1. No sé, Lir...

    Qué angustia.

    No sé cómo ayudarte...me gustaría saber cómo, tener el poder para hacerlo.

    No puedo, me frustro, me angustio.

    Me quedo con un nudo en la garganta.

    Ojalá este abrazo te sirva para algo.

    ResponderEliminar
  2. Ya paso Lena y fue mucho mas suave que su versión original y continua pero la cuestión es que no lo entiendo.
    ¿Puede el cuerpo revelarse contra uno mismo? y de ser así ¿que debo hacer?
    Preguntas que quedan en el aire mientras pase el calor...

    Besos desde mi alma y porfi, no te sientas así que me dará cosita seguir contando y lo necesito.

    ResponderEliminar
  3. No sé.

    Le voy a preguntar a una amiga sicologa.

    La intuición me dice que sí...existen los placebos y la somatización...supongo que la rebeldía del cuerpo tendrá un nombre clínico también.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No lo sé, y no quiero arriesgarme a opinar sobre algo tan serio.

    Ya sabes: al médico.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Guapa, yo opino lo mismo que Xavi. En estas situaciones, lo mejor es acudir al médico.
    Ojalá supiera qué decirte, pero lo cierto es q no soy capaz de aventurarme.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Busca a alguien mejor que te aconseje...

    saludos

    ResponderEliminar
  7. El cuerpo tiene un lenguaje propio, Lirio...(además de que es el reflector indirecto de los sarpullidos de nuestra mente y tiene derecho completo al pataleo, aunque sea a destiempo)y hay que escucharlo, traducirlo, entenderlo..

    Estoy con toro y yuren, guapetona, si vuelve a repetirse un episodio similar no estaría mal una visita al médico..

    un besito

    ResponderEliminar
  8. Yo probaría con el yoga. A mí me fue muy bien para equilibrar los hemisferios cerebrales. Las posturas de equilibrio, los ejercicios respiratorios y las relajaciones (o meditaciones, dependiendo del día) son excelentes para sanar el cuerpo.

    Un besote desde mi alma, Pedro.

    ResponderEliminar
  9. Lo siento guapa, pero no sé qué puedes hacer antes esto... Tú intenta estar lo más tranquila posible y poco a poco, todo mejorará... O eso espero!! :)

    Un besazooo

    ResponderEliminar
  10. Las crisis de angustia, o ansiedad, son muy peculiares, es decir, cada cual las produce de una manera. Ahora bien, hay una cosa que tienen en común: que como intentes controlarlas, estás jodida.
    Lo mejor, en esos casos, si no quieres que avance, es mirarte desde afuera, ser consciente de los síntomas, reconocerlos y dejar que se produzcan diciéndote a ti misma, por ejemplo: ¡Anda, mira, si ya estoy con la taquicardia! Y ahora me viene los sudores fríos, o los tembleques, o lo que sea que vayas sintiendo. Y si ves que así no remiten, pues, nada mejor que un ¡Anda, termina cuanto antes que tengo muchas cosas que hacer! Distanciarse y reírse de una misma suele ser letal para la crisis y fantástico para ti. Por experiencia te lo digo.

    ResponderEliminar

Va!!! Déjame uno que he descubierto que los comentarios me encantan.
Gracias por tu visita.